Gen Literatura
Gen Literatura

Orgullo y Prejuicio de Jane Austen

Es una verdad universalmente aceptada que todos deben leer Orgullo y Prejuicio aunque sea una vez en su vida.

Título: Orgullo y Prejuicio (Pride and Prejudice)

Autora / Traducción: Jane Austen / Kiky Rodríguez

Editorial: Mestas Ediciones

Año de publicación: 2009

Páginas: 330

Sinopsis

La historia narra un año en la vida de las Bennet, cinco hijas provenientes de una familia de clase media rural inglesa, mientras la llegada de un joven adinerado, Mr. Bingley, al pueblo despierta las esperanzas de la madre por casar a su hija mayor y aumentar las posibilidades de las otras de realizar matrimonios ventajosas. De no ser así, tanto las hijas como la madre quedarían destituidas a la muerte del señor Bennet ya que no poseían fortuna. Elizabeth, vivaz e inteligente joven, critica todas las situaciones complicadas que surgen a raíz de los intentos de casar a su hermana, siendo al mismo tiempo objeto, sin saberlo, de la atención de Mr. Darcy, adinerado, orgulloso y reservado joven.

Orgullo y Prejuicio de la BBC 1995, Jane Austen

Reseña

Mi edición contiene una introducción de Virginia Woolf quien se refiere a Jane Austen como “la joven de 15 años que se sentaba en su rincón a escribir, riéndose del mundo”. Creo que no hay mejor forma de describir esta novela. Habiendo leído este libro aproximadamente veinte veces y contando, y pudiendo citar varios pasajes de memoria, es difícil elegir el foco principal para reseñarlo, pues como cualquier buen clásico puede ser leído desde diversos ángulos. Quiero comenzar por destacar que esta novela, muy por el contrario a la fama que la cultura popular le ha dado, no es solo un romance. El matrimonio y el romance están en el centro de la narrativa, sin embargo Jane Austen utiliza estas tramas para encubrir la temática más importante de la novela, una que la sociedad de la Regencia inglesa no iba a admitir fácilmente sin el disfraz oportuno de un final feliz. Es la crítica a la hipocresía de la sociedad inglesa y a la situación de la mujer en esa sociedad. La primera se manifiesta a manera de comedia social (algo que por cierto considero es el rasgo más relevante de la novela puesto que no he encontrado hasta ahora un libro que me haga reír más que este) que encuadrada en el contexto doméstico, íntimo y rural parece no hacerle daño a nadie, cuando en verdad se ocupa de criticar sistemáticamente al clero de la época (Mr. Collins), a la clase social alta (Ms. Bingley, Lady Catherine De Bourgh) y a la moralidad mojigata de la ideología dominante de la época (como las doctrinas de Mary). En segundo lugar, la situación de la mujer en la sociedad, ya que a lo largo de la novela el matrimonio se concibe como intercambio económico y como “única colocación respetable” para una mujer, como bien señala Charlotte Lucas.

Elizabeth Bennet y Mr. Darcy

El hecho de que la familia Bennet sea una familia conformada solo por hijas, ya es una decisión tácita de la autora bastante elocuente, ya que Austen muestra cómo debido a esto la propiedad no se les puede heredar y por lo tanto están obligadas, más que cualquiera, a casarse bien para evitar la pobreza. Adicionalmente, Elizabeth Bennet es una heroína bastante innovadora para la época. Dueña de sí misma, inteligente, tenaz y con ideas propias, inspira admiración y confusión. Confusión y temor en su madre por creer que con ese carácter nadie se querrá casar con ella, y admiración en personajes como Mr. Darcy. Este personaje, causante de más crushes ficcionales de los que se pueden contar, es uno de los personajes más complejos de la novela. Es bibliófilo, introvertido y a lo largo de la novela tiene una gran evolución junto a Elizabeth, un crecimiento que al final los une. ¿Se podría decir que esta novela inventó el slow-burn contemporáneo y las relaciones amor-odio? Yo creo que es bastante probable que sea una gran influencia.

Dentro de todo, la pareja que hacen Elizabeth y Mr. Darcy se basa en la igualdad de intelecto, principios y sentimientos. Ambos son los causantes de la mejora del otro, y se convierten en una clara herramienta de contraste frente a las otras parejas de la novela. La grandeza de Jane Austen está en haber tenido tan poco material con el que trabajar, una vida en la oscuridad y monotonía de la domesticidad y el campo, y haberlo explotado de tal modo que sus personajes y situaciones hablan un lenguaje universal y son vigentes como pocos clásicos.

Relacionados