Gen Literatura
Gen Literatura

Cumbres Borrascosas de Emily Brontë

 

Título: Cumbres Borrascosas / Wuthering Heights

Traducción: Nicole D’Amonvile Alegría

Editorial: Penguin Random House (edición tapa dura)

Año de publicación/edición: 1847 / 2019

Páginas: 412 páginas

 

Sinopsis

Cumbres Borrascosas narra la historia del romance salvaje entre Catherine y Heathcliff y cómo las convenciones sociales se convierten en obstáculos para ese amor. Esta historia no es el típico romance ideal. Aunque Heathcliff está enamorado, busca una venganza violenta y completa que se perpetúa con los descendientes y familiares de su ídolo caído, causando muchas desgracias en todos aquellos que se relacionan con él. Narrada por la vieja compañera de juegos y sirvienta de Cumbres Borrascosas, esta historia se vuelve tan mística que muchos podrían considerarla una narración espectral.

 

Reseña

Cumbres Borrascosas es uno de los pocos libros que se lleva todas mis alabanzas. Esta es mi tercera relectura, y soy consciente que las escenas, personajes y pasiones de esta novela siempre estarán “escritos en mi memoria e impresos en mi corazón”, como decía Catherine. Es difícil tratar de resumir cada aspecto y tema que disfruto de la novela, la lista sería demasiado larga, por lo cual me centraré en tres aspectos específicos que espero te motiven a leerla. Los aspectos son: el protagonismo compartido de Catherine y Heathcliff (¿quién es el verdadero protagonista, Catherine o Heathcliff?), luego la destreza y fluidez narrativa de esta novela que la hace rapidísima y facilísima de leer; y en tercer lugar, el aspecto metafísico y trascendental de esta novela.

 

Catherine y Heathcliff, protagonismo compartido

Aunque la narración no se da desde su punto de vista, Heathcliff es el eje de la acción y el movimiento de la novela. La historia comienza cuando el señor Earnshaw padre lo trae a Cumbres Borrascosas y termina también con Heathcliff. Sin embargo, Catherine, como ella misma dice, es parte de la esencia de Heathcliff, es su otra mitad. Y esto no es solo una mera retórica romántica sino que la novela nos muestra las similitudes de carácter entre ambos. Un contexto emocional similar en cuanto a la orfandad que sufren ambos y filosofías de vida similares. Ellos se complementan y se entienden sin palabras. Catherine no es el típico prototipo femenino y pasivo victoriano, mas bien es todo lo contrario. Al igual que Heathcliff, es salvaje, deslenguada, cruda y directa. De esta forma, son una pareja andrógina porque ambos encierran lo mejor del otro. Por otro lado, no pude evitar observar la correlación entre el nombre de Heathcliff y la naturaleza salvaje de los páramos. Heathcliff representa esa naturaleza que da vida, la verdadera vida activa que Catherine tanto necesita para ser ella misma y que tanto llega a extrañar cuando está encerrada en La Granja de los Tordos, atada por su matrimonio. No solo Heathcliff es Catherine, sino que Cumbres Borrascosas es Catherine. Siempre me asombrará la genialidad de Emily para crear una relación entre dos personajes que sobrepasa el romance y se convierte en algo más ontológico. Con respecto a mi opinión sobre los personajes, Catherine me resultó un personaje muy irritante pero al fin y al cabo, muy complejo. Ese es el tema con Catherine y Heathcliff son ambos irritantes, pero complejos. Tienen la capacidad de generar tanto repulsión como compasión. Mi personaje favorito fue Hareton.

Fluidez narrativa

Realmente no hay mucho que decir sobre este punto más que asegurar que este es un libro que no se puede dejar de leer. La destreza de Emily para manejar técnica literaria circular (con las cartas y narraciones dentro de narraciones, como la narración de Nelly Dean dentro de la narración del señor Lockwood) sin cansar al lector sino al contrario motivándolo, es increíble. La capacidad que tenía para pintar personajes y pasiones tan intensas con un par de palabras y una sola escena, es algo que yo no he experimentado mucho en lecturas contemporáneas. Me da pena que Emily no tenga más novelas, pero he estado leyendo sus poemas y son muy recomendables. Pueden leer algunos aquí. Tienen el mismo espíritu apasionado y naturalista de esta novela.

 

Lo espectral y metafísico en Cumbres Borrascosas

Una de las grandes interrogantes de mi segunda lectura (hace como 2 años) fue justamente entender si Heathcliff había terminado desarrollando una especie de esquizofrenia al final o si realmente estaba comunicándose con el fantasma de Catherine. El principio de la novela nos lleva a creer que su fantasma definitivamente pena Cumbres Borrascosas, sin embargo al final los hechos también orientan a creer que Heathcliff estaba trastornado. Hasta el señor Lockwood dice que “descansan en paz”. Yo creo que Emily justamente buscaba crear esa ambigüedad de ¿creo o no creo? al final para que quede a elección del lector, pero creo que la novela tiene suficientes y mayores sustentos para que uno se incline a pensar que efectivamente que esta es también una historia de fantasmas. Esto me parece muy interesante porque es otra expresión de la conexión trascendental que existía entre ellos, que sobrepasaba el romance, y al mismo tiempo creo que es una muestra valiosísima de la filosofía de la autora con respecto a la vida luego de la muerte y otras preguntas filosóficas que tienen que ver con lo metafísico como ¿de qué esta hecha el alma y el cuerpo? o ¿dos o varias personas pueden compartir un alma?.

Estuve leyendo la crítica de la novela que hacen Sandra Gilbert y Susan Gubar en “The Madwoman in the attic” (1984), y estas autoras mencionan cómo Emily Brontë expresa aquí un punto de vista subversivo con respecto a su entendimiento de la religión, el paraíso y el infierno. En la novela, Catherine vive un infierno en un contexto que supuestamente debería traerle paz y alegría como mujer que ha logrado una buena posición social y establecimiento (su matrimonio con Edgar Linton). Pero mas bien por el contrario, su paraíso era Cumbres Borrascosas, la libertad salvaje de los páramos y su ruda relación con Heathcliff. Todos estos eran aspectos que como mujer no debería haber poseído ni valorado y que para muchos podrían haber resultado un infierno (como para Nelly Dean que es una especie de voz de la convención y la moral, e Isabella Linton). Sin embargo, para Catherine eran su paraíso, como ella menciona explícitamente a la mitad de la novela. Si se ve a Catherine desde esta perspectiva, se puede descartar el romance entre Catherine y Heathcliff como tóxico, viendo en ellos una alegoría andrógina y sobretodo resaltando que Catherine siempre tuvo la potestad de elegir. Todo lo que le sucedió y el cómo vivió fue su decisión.

Catherine Earnshaw en Cumbres Borrascosas del 2012 Emily Bronte

Espero que esto los haya motivado un poco más a leer o re leer esta novela. Disfrutar de este libro es disfrutar de la genialidad de la autora y de una profundidad literaria que se experimenta con muy pocos libros. Feliz lectura!

Aquí hay un poco más de crítica literaria con respecto a la novela. Aquí puedes descargarte la novela en pdf o epub gratis.

Sigue a Genliteratura en Instagram

https://www.instagram.com/p/B_iiXWYBbU2/?utm_source=ig_web_copy_link

 

 

 

Este artículo está protegido por los derechos de copyright de Genliteratura® según el decreto legislativo Nº 822 sobre la Ley del derecho de autor de la Constitución Política del Perú. De usarlo debe ser referenciado como Genliteratura, (año), (título), (link).

Relacionados